lunes, 20 de marzo de 2017

ESTUDIO SOBRE LA SITUACIÓN PROFESIONAL DE LOS SOCIÓLOGOS EN ESPAÑA: UNA DUDA

Es de agradecer el esfuerzo del Colegio de Ciencias Políticas y 
Una facultad de sociología española
Sociología y la Federación Española de Sociología (FES) al realizar y difundir un estudio sobre la situación profesional de los licenciados en sociología en España.

No obstante, al analizar los alcances del estudio y la metodología utilizada (Díaz et al, 2016) nos surgen algunas dudas. En Octubre de 2014 se realizó una encuesta on-line, mediante correos electrónicos dirigidos a socios y colegiados de las dos organizaciones profesionales arriba citadas. Pero ¿qué proporción de sociólogos españoles se encuentran afiliados a la FES y al Colegio? ¿No son los sociólogos que han conseguido trabajar en la profesión quienes más participan en organizaciones profesionales? ¿Se puede evaluar el éxito/fracaso del Plan Bolonia o los diseños curriculares en relación con nuestra profesión sin eludir un posible sesgo de sobre-representación de las personas más ligadas a la práctica profesional?

¿Y qué podemos hacer con el reducido presupuesto existente? Nos podrían responder los autores. Pensamos que es mejor utilizar la imaginación, ampliando el marco muestral a esa gran mayoría de titulados que no forman parte de dichas organizaciones. Sabemos que las técnicas de “bola de nieve” no gozan de buena reputación en el momento actual. Pero ¿es admisible señalar que el 46% de los sociólogos en España desempeñan un trabajo regular como sociólogos dejando fuera de la muestra a quienes se tuvieron que alejar de nuestra profesión por falta de oportunidades?


REFERENCIAS

Díaz, C., de Luxan, A. y Navarrete, F. (2016) Los sociólogos ante el mercado de trabajo. En RES n.º 25 (3 Supl.) pp. 45-71


domingo, 12 de marzo de 2017

¿QUÉ ES SKILL-BIASED TECHNICAL CHANGE (SBTC)?

El concepto de Skill-Biased Technical Change (SBTC) o Cambio Técnico Sesgador de Habilidades se refiere a los cambios relacionados con la introducción de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). En tres dimensiones diferentes: cambios en el empleo según la formación de los trabajadores, cambios organizativos y cambios en la relación entre trabajadores y empresarios.

En primer lugar, el uso de ordenadores y el proceso de digitalización de la información dentro de las empresas, así como en las relaciones con clientes y proveedores, incide en la mayor demanda de trabajadores más cualificados y la menor demanda de trabajadores con escasa cualificación. Como señalan Levy y Murnane (2004), estos procesos han producido una reducción relativa del trabajo basado en tareas rutinarias manuales y rutinarias cognitivas, así como un incremento relativo del trabajo basado en tareas no rutinarias cognitivas.

En segundo lugar, se ha producido un aumento del trabajo autoprogramable frente al trabajo genérico. Como señalan los estudios de Hitt y Brynjolfsson(1997) se ha incrementado la delegación de autoridad a trabajadores y equipos de trabajo, así como el trabajo autónomo en el sentido de planificación.

En tercer lugar, estos cambios inciden en la mayor flexibilidad en la relación entre empresarios y trabajadores, con el desarrollo de nuevos compromisos y valores a asumir. Lo que otros autores (Wëiss, Seco y Ríos, 2009) llaman nuevas formas de trabajo.

No obstante, como señalábamos en una entrada anterior, los cambios ligados al uso de TIC no son mecánicos y dependen de los contextos en que se producen. Sin olvidar la importancia de la legislación laboral, las políticas de empleo implementadas o la división internacional del trabajo, entre otros factores.


REFERENCIAS

Brynjolfsson, E.; Hitt, L. M. (2003). «Computing Productivity: Firm-level Evidence». Review of Economics and Statistics. Vol. 85, núm. 4, pp. 793-808.

Levy, F.; Murnane, R. J. (2004) The New Division of Labor. How Computers Are Creating the Next Job Market. Nueva York/ Princeton: Russell Sage Foundation / Princeton University Press.

Torrent-Sellens, J. (2008) Cambio tecnológico digital sesgador de habilidades (e-SBTC ) , ocupación y salarios: un estado de la cuestión. En: Uocpapers, n.º 6 (2008).

Wëiss, A., Seco, E. y Ríos, J. (2009), Cambio empresarial y nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Nuevas formas de organización y trabajo. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.

lunes, 6 de marzo de 2017

EL YUGO DE LA NEUTRALIDAD AXIOLÓGICA DE WEBER

Imagen del sociólogo alemánVarias generaciones de sociólogos fuimos educados bajo el yugo de la neutralidad axiológica de Max Weber. Se partía de que evitando posiciones ideológicas garantizábamos la objetividad de nuestro trabajo. Que separando el ser del deber ser, el sociólogo eludiría los juicios de valor, lo que facilitaría la objetividad de su trabajo.

El concepto de neutralidad axiológica es, para Bourdieu, Chamboredon y Passeron, una nueva garantía de la ilusión positivista: la ilusión de que las operaciones “axiológicamente neutras” son también “epistemológicamente neutras”. Es decir, que la valoración de si nuestro trabajo es ajeno a posiciones ideológicas impide que critiquemos nuestras formas de aproximación a la realidad, nuestros métodos e, incluso, nuestras preguntas. Una verdadera inhibición metodológica en el nombre de esta supuesta neutralidad.

Pero, por desgracia, el límite impuesto no sólo incidió en una cierta despreocupación por la calidad de nuestros métodos, sino que también determinó en gran medida la huida de determinados problemas y enfoques connotados por la ideología y la política. Menos mal que Mills,  Foucault 
Bourdieu nos ayudaron a descubrir otros horizontes más allá de la despolitización.


REFERENCIAS

Bourdieu, P., Passeron, J.C. (2013) El oficio de sociólogo. Madrid: Siglo XXI.

Weber, M. (1985) Sobre la teoría de las ciencias sociales, Barcelona: Planeta Agostini, pp. 20-21.

domingo, 26 de febrero de 2017

¿QUÉ ES LA CURVA DE LORENZ?

Gráfico que expresa el grado de desigualdad
Es una forma de medición de la desigualdad. Se trata de un gráfico que expresa el grado de desigualdad dentro de un territorio. Para obtenerla hay que ordenar la población de mayor a menor renta y distribuirla en grupos del 10% cada uno, que se reflejan en el eje de abscisas del gráfico. Mientras que el eje de ordenadas refleja el porcentaje de la renta.

En cualquier caso, el eje de abscisas y el de ordenadas forman un ángulo de 90°. Si en la mitad de dicho ángulo, los 45°, trazamos una línea obtendremos la recta de equidistribución. Dicha referencia representa una distribución igualitaria y cuanto más se aleje la curva de Lorenz de esa recta, más desigualitaria será la distribución de la renta.

lunes, 20 de febrero de 2017

LLAMAR AL SISTEMA OPERATIVO DESDE SPSS

Los que utilizamos la ventana de sintaxis de SPSS hemos ido descubriendo una infinidad de tareas que podemos integrar en un sólo ejecutable, lo que permite automatizar procesos para ganar en productividad y en seguridad estadística.

En la entrada de hoy vamos a referirnos a la posibilidad de integrar también tareas de administración de ficheros o ejecución de programas alternativos sin salir de SPSS. Podemos lograrlo utilizando el comando Host Command, que llama al sistema operativo (Windows, Linux, etc.) y lanza instrucciones de éste.

Por poner un ejemplo, vamos a integrar en nuestro código de SPSS dos tareas diferentes: copiar un fichero RAR desde una ubicación a otra y descomprimirlo.


host COMMAND ="copy c:\ejemplo.rar d:\Mis_lugares_web\ /y & 
cd C:\Program Files\WinRAR & unrar x d:\Mis_lugares_web\ejemplo.rar d:\Mis_lugares_web ".


Como se observa, hemos encadenado tres comandos de ms-dos separados por el signo "&": la copia de un fichero en la carpeta d:\Mis_lugares_web, ubicarnos en la ruta del programa Winrar y, finalmente, extraer el contenido de "ejemplo.rar" en el interior de la carpeta en que copiamos el fichero.


Esperamos que os sirva, no dudéis en hacer algún comentario si tenéis alguna duda.

domingo, 12 de febrero de 2017

ILLUSIO SOCIOECONÓMICA EN ESPAÑA

En una entrada anterior, nos referíamos al concepto Illusio en Pierre Bourdieu (1995), que se refería al interés que los sujetos y grupos sociales tienen en permanecer en el juego. Esta categoría puede ser aplicada al campo de trabajo en relación los atributos que los trabajadores pueden tener en relación con la temporalidad y la creciente desregulación del mercado de trabajo.

Pero derivado de este concepto general, se nos ocurre otro relacionado con la ciudadanía y la política. La expectativa y la apuesta que los sujetos tienen por la mejora de la economía. En España, ya han pasado ocho años desde que el ex-presidente Zapatero hablara de los llamados “brotes verdes”, aquellos supuestos indicios de recuperación económica en los que una parte de la población depositó sus expectativas.

Hoy, años después, el discurso de la recuperación sigue ocupando un lugar central en la ideología y en la decisión de voto de gran parte de los españoles, que devoran noticias sobre las estadísticas del INE, presentadas mensual, interanual o anualmente, según convenga para mantener viva la llama de la Illusio; olvidando los millones de personas que han tenido que salir del país para ejercer su derecho al trabajo, la situación que vive otras tantas familias que sobreviven sin prestación alguna, los que han sido desahuciados o aquellos que en este invierno no pueden calentar sus casas debido a la pobreza energética. Sin olvidar el aumento galopante de la desigualdad, el terrible vuelco en nuestras condiciones de trabajo y la cada vez más débil inversión pública en I+D+I.

Esta illusio socioeconómica contribuye aún más a despolitizar lo sucedido en los últimos años y a mantener, al fin y al cabo, a la misma élite política que nos condujo a la situación que vivimos.


REFERENCIAS

Bourdieu, P. y Waqcuant, L. (1995), Respuestas: por una antropología reflexiva. México: Ed. Grijalbo.

domingo, 5 de febrero de 2017

¿QUÉ ES COMPETENCIA DE ACCIÓN PROFESIONAL?

Imagen de un trabajo cambianteEs muy interesante la reflexión de Echeverría (2002, p. 8) en el sentido de establecer diferentes dimensiones de la cualificación: además de una dimensión individual, que tiene que ver con los individuos, que adquieren y poseen unos determinados conocimientos; existe una dimensión estructural de la cualificación, que depende de las políticas formativas y de la globalización de los mercados de trabajo; y, por otro lado, una cualificación institucional que tiene que ver con el sistema de acreditación existente en un determinado entorno (p. 8).

Se dice que las nuevas formas de organización del trabajo requieren capacidades de gestión, capacidades de relacionales, de cooperación, trabajo en equipo, énfasis en los procesos, etc.

Estos elementos configuran un enfoque holístico de las competencias, que otorga más importancia a las funciones desempeñadas por los trabajadores/as que a los puestos de trabajo asociados a las tareas que se realizan. Un enfoque que insiste en el contexto en que se realizan esas funciones y no únicamente en los perfiles individuales de las trabajadoras/es.

Echeverría (p. 17) define la competencia de acción social como una mezcla de saber (saber y saber hacer) y sabor (saber estar y saber ser). Entendida también como la capacidad para movilizar los saberes.


BIBLIOGRAFÍA

Echeverría, B. (2002) Gestión de la competencia en acción profesional. En: Revista de Investigación Educativa, Vol. 20, nº 1, pp. 7-43